miércoles, febrero 15, 2012

Estabilidad y felicidad

Hace unos días y en uno de mis trabajos esporádicos un tipo me habló de como había llegado de forma definitiva a alcanzar la estabilidad y felicidad emocional, sin salir de casa. El hombre en cuestión me relató tranquilamente que su secreto era la mar de sencillo. Todo se reduce a precisamente eso: reducir. Convertir nuestros deseos en uno o dos a lo sumo y a partir de ahí todo mejora, siempre y cuando uno no quiera ser astronauta o millonario al instante. El tío me contó que ahora todo es más simple y agradable y ya no piensa más en resaltar entre los demás o conseguir riquezas a través de las diferentes loterías del estado o joderle al vecino por... el caso que su formula lejos de ser popular no deja de ser interesante. Bien, pues esa maravillosa salida a todos sus problemas se basa en pasarse la vida encerrado en su habitación fumando hachís y masturbándose con la gran oferta que ofrece Internet en este campo. En un principio me resultó un tanto drástica, sin embargo no del todo descabellada. Al fin y al cabo no se pierde nada por intentarlo. Así que me puse a ello y... es genial , ¿ Quién necesita más?, yo por supuesto lo he adaptado a mis costumbres y mejorado añadiendo el Black Metal a la mezcla para hacerla un tanto más rítmica. Y... ¿Qué queréis que os diga ?, la cosa funciona y a través de algunos foros de internautas he podido comprobar que somos muchos los que optamos por esta nueva o tal vez no tan nueva forma de vida lejos de atascos, colas, frío, agua y viento...y un largo etcétera de inconvenientes. Ahora no se que pasa en el exterior ni me importa, me paso el día en casa fumando porros y cascándomela al ritmo de las melodías del norte y tan feliz oye. Desde este modesto púlpito os invito a que probéis, nada se pierde por intentarlo y los beneficios están probados.

¡Animo y adelante!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal