jueves, julio 06, 2006

POEMA III














Cuando arremete conta mí la pasividad
pasan los días sin saber del mundo
Floto y me balanceo
y espero... espero
Pongo fecha al final de la época
pero me la salto siempre
y vuelvo a comenzar algo
sin fin

Fumo y me mareo
La bicicleta me convoca desde el patio pero
yo obvio su reclamo
Me pesan los brazos y
mis manos, arácnidos de carne y hueso
golpetean el teclado como
tejiendo una tela
que se ve reflejada en la pantalla de este plástico hecho de luz y signos...
Formación de letras
que algo quieren decir
pero no a todos os llegan
olvidadas al tiempo de ser leídas
por los que las reciben
olvidadas también por el que
las escribe
aunque poseedoras de licencia en el tiempo
en el que perdura lo natural

Y entre notas de flamenco
y continuas salidas a regar
a las acaloradas plantas maravilla
he dejado ya de pensar
que vivo en una pesadilla

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal