martes, abril 10, 2007

En semanasanta

Tres días sin clientes en el hostal nos llevaron a improvisar vacaciones y a salir corriendo de Madrid destino Aldea del Obispo en la provincia de Salamanca, donde mi viejo posee un movilón o casa portatil listo para pasar las jornadas de escapada. Una semanita, he de mencionar de lo más fructífera; descanso y aventura a partes iguales, vamos... un lujo. Ahí van unas imagenes de la visita al contorno.
-Panorámica de Aldea del Obispo desde el fuerte.
-Catedral de Guarda (Portugal).
-Paseo y casitas rayadas en Vagos, un pueblecito costero cerca de Aveiro, el niño y la niña felices...
- El cristo en lo alto de un mirador frente a Castelo Rodrigo, también en Portugal.







0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal